Cuando uno entra en el mundo de las artesanías argentinas, descubre algo que va mucho más allá del simple echo de elaborar objetos bellos y únicos, hechos con nuestras propias manos. Aunque los instrumentos utilizados tradicionalmente en la artesanía siempre han sido bastante rudimentarios, lo cierto es que las técnicas empleadas son algo muy elaborado, de difícil aprender por su complejidad y que necesitan de muchos años de práctica, para conseguir dominarlas con maestría.

corazon de hierro

Los distintos matices e implicaciones que puede adquirir un objeto artesanal, son muchos y muy variadas. Ya que pueden estar influenciados desde el propio diseño, pasando por los materiales utilizados o la situación socio económica en la que se ha producido.

La apreciación de las artesanías

Cualquier tipo de artesanía puede elaborarse en lo que podría definirse como los dos caminos principales:

En primer lugar tenemos las artesanías elaboradas por campesinos, indígenas o particulares, que sin dedicarse a ello de forma plena o profesional, realizan sus obras en tiempos muertos entre sus distintas labores y para las que generalmente utilizan materiales de bajo coste, que pueden encontrar en las cercanías.

En segundo lugar se pueden citar a aquellos artesanos que de forma profesional y organizada, realizan sus obras en talleres, ya sean urbanos o rurales. Cuya mayor diferencia será la de establecer unos precios más bajos, por tratarse de un trabajo realizado muchas veces “en cadena”.

Aunque si bien es cierto no se puede decir que entre estos dos grandes grupos hayan grandes diferencias, ya que en todo caso, se trataría de artesanos anónimos. Al formar parte del llamado “arte popular” las dos ramas de artistas son muy similares en cuanto a obras y precios estimados, siendo muy diferente la valoración cuando un objeto puede clasificarse como arte en todos sus sentidos, y es así, cuando el artista como individuo destaca ante lo que puede denominarse como artesanos a secas.

Las artesanías se están perdiendo o transformándose

Si bien es cierto que debido a los cambios de vida tradicional, los artesanos dejan atrás sus técnicas y sus creaciones, para convertirse en simples obreros, que sean capaces de ganar un sueldo para mantener a sus familias. Lo cierto es que muchas de las artesanías han conseguido adaptarse a los nuevos tiempos y crecer a medida que lo han echo los mercados, ahora existen nuevas oportunidades gracias al amplio mercado turístico, al diseño y la decoración, que poco a poco se han ido convirtiendo en una gran oportunidad para todas las artes.

veladores de madera de cardón

El artesano ha evolucionado con los tiempos y ahora se enfrenta de una manera más profesional a los nuevos retos. Ahora debe pensar en términos económicos, cuando trata de encontrar los materiales o cuando piensa en la intención que va a tener su obra y que beneficios espera.

basija

Una paradoja que se crea en este nuevo escenario, es la del artesano que conseguía unos ingresos suplementarios gracias a la venta de sus artesanías y que tras su éxito, decide aumentar su producción y dedicarse de pleno a la venta de sus productos como único sustento. Es entonces cuando se encuentra con la dificultad de seguir manteniendo su forma de elaboración tradicional y producir lo suficiente como para que pueda mantenerle, ahí es donde muchos fallan y su situación económica empeora debido a unas dificultades insuperables.

De ahí que deban tenerse en cuenta aspectos como nuestra capacidad productiva, la posibilidad de acceder a las materias primas, el organizar de forma efectiva las tareas, o incluso una posible división o externalización de parte del trabajo.

Artesanías distintas para distintos usos

Nos encontramos con que las artesanías que se producen desde tiempos de los indígenas, como pueblos originarios, han tenido distintos usos y utilidades. Existen objetos que se utilizan en la vida cotidiana, algunos que simplemente se utilizan como algo decorativo, y otros que forman parte de la cultura más primigenia y se adentran en lo ceremonial o lo ritual.

Pero que significan hoy en día las tallas en madera, un velador, un moderno alajero o un poncho? Pues en realidad muchas cosas, ya que cada objeto tiene su propia historia y pertenece a un lugar propio, todos ellos elaborados por artesanos a los que se debe ayudar a mantener un sustento económico suficiente, escuchándole y procurando que el mismo participe en la solución a sus problemas.

Artesanías en madera

Si hay un tipo de madera que me apasiona, esa es la madera de cardón. Que por su curiosa textura y orificios naturales, sirve para crear bellos objetos artesanales que podrás ver en esta categoría, únicamente debes entrar para comprobar las distintas posibilidades tanto a la hora de crear tus propios objetos artesanales, como a la hora de comprar aquel regalo único y especial para ti, o para un ser querido.

Las posibilidades artísticas que ofrece la madera son innumerables y una cantidad enorme de artistas trabajan con ella, para ofrecernos verdaderas obras de arte que no puedes dejar de ver.

Artesanías en hierro

Tras años de elaboración y experimentación con el metal se ha conseguido que los artesanos argentinos alcancen las metas más altas, llegando a exponer sus obras no solo en la capital de Argentina. Si no que se ha llegado a todos los rincones del mundo, exponiendo en galerías de arte en Nueva York o museos españoles.

Nuestra idea es explorar desde las artesanías más sencillas que pueden encontrarse en cualquier feria o mercado, hasta las piezas y las esculturas que son calificadas como arte, en nuestro mercado interno y en el extranjero.

Artesanías que inspiran. Tradiciones que te marcan.

Para finalizar esta introducción al mundo de las artesanías, no puedo dejar de hablaros sobre los Valles Calchaquíes y más concretamente de Santa María de Catamarca, donde sigue permaneciendo el alma calchaquí y su rica cultura artística, que aún inspira a multitud de artistas en nuestros días.

Todavía puede verse su huella en el diseño de los tapices, mantas o ponchos que se hacen con telares modernos, ya que la manera de tejer, los colores y los diseños utilizados siguen recordándonos que esa cultura, aun sigue muy viva en nuestros días.

Muchos de los símbolos utilizados hoy en día para adornar la cerámica o distintos objetos, son aquellos antiguos símbolos que solían utilizarse para representar situaciones de la vida cotidiana. Entre ellos podemos encontrar: las llamas, el sapo, la serpiente o el avestruz, que se encuentra en múltiples objetos de cerámica santamariana.